ACUAUTLA: MÁS DE ONCE AÑOS DE SERVICIO A LA COMUNIDAD

En 1990 su Santidad Juan Pablo II visita México. Nos habla de hacer más por los que menos tienen. Un grupo de miembros de la Prelatura se solidariza con esta intención papal y organiza, junto con sus amigos y cooperadores de la Obra, la búsqueda de la solución a un problema educativo de la sociedad del Valle de Chalco.

Iniciativas apostólicas

Esta iniciativa social surgió en mayo de 1990, cuando el Papa Juan Pablo II vino a celebrar una Misa en el Valle de Chalco (Estado de México) y pidió a los mexicanos que se preocuparan más por ser solidarios y solucionar –en forma integral- las necesidades que aquejan a este populoso rumbo conurbado a la Ciudad de México. Poco tiempo después, Mons. Álvaro del Portillo, primer Obispo Prelado del Opus Dei, pidió que se pusieran todos los medios para iniciar cuanto antes una labor social de envergadura en esta zona; y así se pensó en un colegio con educación primaria y secundaria.

En 1992, se construyó un módulo con las primeras aulas; posteriormente se fueron levantando todos los salones y las instalaciones deportivas en el antiguo casco de la hacienda de San Francisco Acuautla. Se comenzó con quinto y sexto de primaria y unos cuantos estudiantes. Actualmente hay más de 700 alumnos.

Desde los comienzos del Colegio, se ha animado a los padres de familia a que colaboren más activamente –en forma conjunta con los profesores– en la formación de sus hijos. Para conseguir lo anterior, el Colegio organiza cursos de orientación familiar y convivencias enfocadas a promover la unidad familiar y la formación humana y espiritual de los hijos, etc. Actualmente son cientos de padres de familia (en su gran mayoría trabajadores manuales, campesinos, pequeños comerciantes, etc.) los que han asistido a estos cursos y convivencias.

A la fecha, varias generaciones de estudiantes han egresado del Colegio. Algunos de ellos cursan estudios universitarios y agradecen la educación que se les ha brindado colaborando en la asesoría académica o en los trabajos auxiliares del plantel.

Siguiendo el impulso que en su momento dieron el Santo Padre y el Siervo de Dios, Mons. Álvaro del Portillo, en el “Centro Educativo Acuautla” está por comenzar la Preparatoria con la intención de seguir prestando un importante servicio de enseñanza a esta comunidad del oriente de la Ciudad de México.