Mujeres que emprenden y transforman

El Centro Educativo Jaltepec es una escuela que ofrece la carrera Técnico Superior Universitario en Hotelería, con un alto sentido humano y enfoque emprendedor, a mujeres de entre 15 y 25 años de escasos recursos. Su objetivo es formar profesionales del servicio que manifiesten la hospitalidad como un estilo de vida, buscando contribuir al enriquecimiento de la persona, al fortalecimiento de la familia y al desarrollo cultural, económico y moral de la sociedad.

El Opus Dei en México
Opus Dei - Mujeres que emprenden y transforman

Cada año, Jaltepec es testigo del crecimiento de las alumnas. A lo largo de sus dos años de carrera, cada una se desarrolla humana, espiritual y profesionalmente. Y, durante el último año, todas trabajan en un plan de negocios que presentarán en la Expo anual, evento al que asisten diferentes expertos en emprendimiento, familiares de las alumnas y patronos que apoyan a la institución.

“Para que un negocio emprendedor funcione, el 80% está en la persona y el 20% en la idea de negocio. Y ustedes venden historias.”

El 14 de mayo, la “Expo Microempresas” presentó los diversos proyectos en los que las alumnas demostraron un alto sentido comunitario integrador que las hace ser conscientes de las necesidades de su entorno y las impulsa a crear microempresas en su región de origen, con la finalidad de obtener y generar futuras fuentes de trabajo.

Las alumnas innovaron los distintos negocios con la idea de ayudar a su región y, al mismo tiempo, aprender diversas herramientas que las ayudarán en su labor profesional y humana. Algunos, como es el caso de Araceli, creadora de “Carpe Diem”, son puestos en marcha desde antes de terminar la carrera. Araceli, que ya está vendiendo café de la región, al graduarse tendrá los recursos para poner su propia cafetería.

Algunos de los proyectos fueron:

Andarhi (ganador o triunfador en Purépecha, lengua autóctona de Michoacán): tienda en línea que busca potenciar las artesanías y así mejorar la economía familiar y de la comunidad. Antonia Cortés, la alumna que ha ideado este negocio, es originaria de Angahuan, Michoacán . Los productos son: fundas para aparatos electrónicos, cuadros, artículos de decoración, ropa, entre otros.

Cap&Lim: proyecto de Ilce Guerrero y Alberta Cortés. Busca capacitar a las personas encargadas de la limpieza de casas y oficinas, con el objetivo de enseñar el valor que tiene un trabajo bien hecho.

Mukana (productos de lenteja): es uno de los proyectos más innovadores. El plan de negocios de Karla y Liz pretende aprovechar los recursos de su propia comunidad. Sus productos más destacados son untables de lenteja y hamburguesas crudas para asar, las cuales también están elaboradas con base en lenteja. Es un proyecto que causó gran impacto en los espectadores, gracias a su sorprendente y agradable sabor.

Carpe Diem: es un negocio de venta de café de la región. El proyecto de Araceli Pinto busca romper con los paradigmas del café. Su gran fortaleza yace en la caracterísitca tapatía del producto y el objetivo por ayudar a los cafetaleros de su pueblo.Los jueces evaluaron cada proyecto y deliberaron la viabilidad de cada uno. En esta Expo no existe un proyecto ganador, sino que se busca evaluar y destacar los proyectos más viables. A aquellos que cumplen con esta característica se les ofrece una beca de UNIEMPRENDE, curso en línea para emprendedores.

Este año, Ada Torreblanca, mercadóloga y directora de una agencia de marketing, regaló a los tres proyectos más destacados el desarrollo de su marca: diseño, branding y logo.

Los jueces felicitaron a los siete equipos por su profesionalismo, el cuidado en cada detalle de su stand, la presentación personal y la manera en la que defendieron cualitativa y cuantitativamente su idea de negocio. También impulsaron a las alumnas a ver más allá, asegurando que el límite son ellas mismas.

La Expo tuvo un gran impacto, no solo en los invitados, sino también en el equipo de Jaltepec. El crecimiento personal de cada alumna, sus logros y la manera en la que fueron capaces de superar sus miedos, desde el desarrollo matemático de cada negocio hasta el reto de hablar en público de manera correcta para defender su negocio, son cosas que siempre contribuyen al impulso de Jaltepec.

“Para que un negocio emprendedor funcione, el 80% está en la persona y el 20% en la idea de negocio. Y ustedes venden historias.”, aseguró uno de los jueces. La meta de cada alumna es más alta. Ahora que han descubierto su gran capacidad para innovar, podrán sacar adelante lo que sea que se propongan.

El Centro Educativo Jaltepec, a sus casi 50 años, se ha distinguido por formar mujeres con un alto sentido profesional y humano que buscan la superación de su familia y de sus comunidades a través del emprendimiento. Expo Jaltepec es la oportunidad perfecta para que descubran su vocación desarrollando su propio negocio.